Mi llamado pastoral

Mi llamado pastoral by Jeremías Bolaños

Corrían los primeros meses del año mil novecientos sesenta cuando un adolescente asistió a una convención juvenil en un cantón a orillas de la carretera que de San Salvador conduce a Sonsonate.

Funciona allí una iglesia a la que llaman “la iglesia de Ateos”, no por causa de los miembros de la iglesia misma, sino porque el lugar se llama “Ateos”. El servicio juvenil fue muy poderoso. Hubo alabanzas, testimonios, bautismos en el Espíritu  Santo. El predicador invitado, un misionero que recién había arribado al país de El Salvador, se llamaba Juan Bueno.

(Read the rest on Conozca.org)